MANUEL BLANCO ENCALADA

09.12.2010 23:17

 MANUEL BLANCO ENCALADA

( Ilustre marino)

Nacio en Buenos Aires, 21 de abril de 1790. Su Ilustre padre el Jurisconsulto Español, don Lorenzo Blanco Ciceron, fue magistrado judicial de la colonia en Chile, donde se casó con la notable chilena doña Mercedes Calvo Encalada, hermana de don Martín Calvo Encalada, Presidente del Congreso y de la Junta Gubernativa en los años 1811 y 1812. El señor Lorenzo Blanco Ciceron, llegó a Chile en el año 1777, investido del importante cargo de Fiscal de la Real Audiencia de Santiago, y fue trasladado al virreinato de Buenos Aires, con el puesto de Oidor de la Real Audiencia. La señora madre de Blanco Encalada, doña Mercedes Calvo Encalada, provenía de una ilustre familia de notables padre patriotas, que aún cuando poseian  titulos nobliliarios coloniales, fueron resueltos y generosos promotores de la revolución y la independencia.

El Conde y Maques de Villa Palma, don Manuel Calvo Encalada, hermano de doña Mercedes, en España, fue amigo y protector del general José Miguel Carrera. De modo que Blanco Encalada, pertenecía a una estirpe de la más pura nobleza patricia.

Siendo jovén, tuvo que demostrar sus sentimientos de raza. Para reunirse con los patriotas de la revolución, se escapó de la cuidad de Montevideo, en 1813, despues de cruzar a nado los rios de Uruguay y Paraguay. Atravesó a galope de caballos las pampas argentinas, incorporandose al ejercito de Buenos Aires, en el campamento de la capilla de Mercedes. A los 28 años, fue jefe de escuadrón, al partir hacia Perú, en calidad de comandante de la primera escuadra nacional, ofrece al gobierno de Chile, que confia en su impetuosa juventud de héroe, enviarle la espada del jefe enemigo que va a combatir, cumple fiel y honrosamente dos veces su palabra de soldado.

Bautizado en la capilla de Compañía de Jesús de Buenos Aires, Argentina, aprendió las primeras letras en una escuela primaria dirigida por su maestro español de apellido Arjerin. A los 12 años en 1803, fue enviado a España al lado de su opulento y noble tío, el Marques de Villa Palma, don Manuel Calvo Encalada, quién lo colocó en el Seminario de Nobles de Madrid. En 1805, pasó a la Academia de marinos en la Isla de León, obedeciendo impulsos de su briosa naturaleza nativa. Acaso su viaje de 1803, a traves de los mares, a bordo del buque Infante Don Francisco, desde Buenos Aires a la Coruña, le inspiró amor a las olas y a las brisas del oceano, donde quiso ser soldado naval. En 1807 se encontraba incorporado a la marina peninsular con el grado de alférez a bordo de la fragata de guerra Cármen, teniendo a cargo un mortero de combate, en el que se adiestró como artillero. Su primera acción militar o bautizo de fuego, fue en el combate naval contra la escuadra francesa que bloqueó a Cádiz en marzo de 1808, conduciendose como un valiente, alcanzando un doble ascenso, de dos grados, el titulo de Alférez  efectivo de fragata. Ese mismo año obtuvo su traslado al servicio militar en América, siendo enviado al apostadero de naval del Callao.

!-- AddThis Button BEGIN -->